Torrijas de Semana Santa

¡Cada año me salen más buenas! No dejéis de hacerlas en Semana Santa o en cualquier época del año. Riquísimas en su versión más tradicional, estas Torrijas de Semana Santa te volverán loc@.

P1050913

Ingredientes para unos cuantos de Torrijas de Semana Santa:

  • Dos barras de pan, que compré el día anterior a la preparación. Una barra era tipo chapata ancha y la otra, más blandita, era de pan de manteca (que encontré en el super). El pan de un día o dos antes, mejor, así está más duro.
  • Un litro de leche.
  • 4 huevos.
  • Una taza de azúcar y, aparte, un plato con azúcar para rebozar al final las torrijas.
  • Canela en rama y en polvo.
  • Aceite de oliva (3 vasos).
  • Un limón.

La noche de antes pondremos en una olla la leche, con la peladura del limón y una rama de canela. Calentaremos y unos minutos antes de que hierva, la retiramos del fuego y agregamos la taza de azúcar y vamos removiendo para que no se pegue. Dejamos enfriar y podemos conservar en la nevera hasta el día siguiente que las hagamos.

Partimos el pan en rebanadas más bien anchas y mojamos en la leche que teníamos reservada. Empapadlas bien e incluso dejadlas un poco sumergidas en la leche, sino estarán secas a la hora de comerlas.

Batimos los huevos y ponemos a calentar aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio (tres vasos de aceite). Mientras se va calentando pasaremos las rebanadas por el huevo  y, a continuación, las freímos en la sartén en tandas de tres o cuatro. Vamos dándoles la vuelta con palas de madera o con dos tenedores.  Una vez han pasado todas las rebanadas por la sartén, echaremos una cucharada de canela en un plato llano y mezclaremos con azúcar suficiente para ir rebozando las rebanadas que acabamos de freír. Y ya están preparadas!

He visto que mucha gente las toma así directamente, pero a mí me gustan mucho con un poquito de la leche con canela y limón que usamos al inicio (se la echamos por encima en frio) y quedan riquísimas. Podéis tomarlas recién hechas, templadas o frías incluso de la nevera y siempre están divinas!

Su mantenimiento, en tupper, fuera de la nevera o dentro, como prefiráis.

Torrijas de Semana Santa

Bizcocho integral de espelta y zanahoria

bizcocho espelta

 

 

 

 

 

 

 

Esta receta no la he hecho yo, la ha hecho una estupenda cocinera que dice que no lo es pero yo os digo que es mentira ya que todos los platos que he probado hechos por ella están muy ricos. Ella es Susana, la madre de mi amor, que nos ha hecho este bizcocho jugoso y contundente, natural y sabroso… Auguro que este blog se enriquecerá muy mucho de sus recetas. ¡Un abrazo Susana!

Ingredientes

  • 200 gr mantequilla a temperatura ambiente.
  • 4 huevos grandes.
  • 200 gr de azúcar moreno. Susana, en vez de azúcar le ha puesto Xylitol, que es mucho menos glucémico (misma proporción que el azúcar).
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado.
  • Una pizca de sal.
  • 200 gr de harina integral de espelta.
  • 100 gr de almendra molida.
  • 8 gr de levadura (estilo Royal).
  • 200 gr de zanahoria.
  • Ralladura de medio limón.
  • Zumo de medio limón.
  • 1 cucharadita de canela (opcional pero éste lleva y que no falte).
  • Azúcar glas y un colador para decorar.

Precalentamos el horno a 180º C, arriba y abajo y engrasamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla. Separamos las claras de las yemas, y las colocamos en dos boles diferentes. Batimos en uno de ellos, las yemas con el azúcar moreno, la mantequilla, el azúcar vainillado y la pizca de sal durante unos 5 minutos.

A continuación, pelamos la zanahoria y la rallamos. Incorporamos al bol la zanahoria, el zumo, la ralladura del limón y la canela. Mezclamos todo bien.

Añadimos la harina, las almendras molidas y la levadura. Mezclamos de nuevo.

Ahora batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal en el otro bol o cuenco. Cuando estén montadas, las incorporamos  al otro bol de la masa y mezclamos con movimientos envolvente ayudándonos de una espátula.

Vertemos la masa en el molde, la nivelamos un poco y damos unos ligeros golpes al molde sobre la encimera. Horneamos unos 35 min. Pasado este tiempo, pinchamos el bizcocho con un palillo o una aguja y si sale seca, está listo. Sino, lo dejaremos 5 min más. Delmoldamos y dejamos enfriar. Por último, y con la ayuda de un colador, podemos poner azúcar glas por encima.

¡A ver qué os parece!

bizcocho espelta2