Brócoli al vapor con patata y jamón

Brócoli al vapor

Tengo que decir que comer brócoli no es mi pasión, no sé si os pasará a [email protected], pero lo como por sus beneficios para nuestro cuerpo. Además de sus vitaminas y su carácter antioxidante, el brócoli ayuda a disminuir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer. Mejor al vapor que cocido, os recomiendo esta receta que me hace saborearlo con más ganas. Para esta receta me he ayudado de la vaporera doble de Lékué, que ya es un básico en mi cocina y que os recomiendo. Este plato de brócoli al vapor os ayudará a comer sano y con mejor sabor.

Ingredientes para dos de Brócoli al vapor

  • Un ramo de brócoli grande.
  • 2 patatas.
  • Jamón serrano, una cajita o dos de taquitos sirve.
  • Sal, dos dientes de ajo.
  • Aceite oliva.
  • Opcional: 1 o 2 quesitos de El Caserío light.

Lekue_brocoli al vapor

Troceamos el brócoli en sus diferentes ramas y vamos lavandolas bajo en grifo, reservamos. Pelamos las patatas, las lavamos y troceamos en rodajas finas o trozos no muy grandes.

Cogemos una olla y llenamos unos cuatro dedos de agua y ponemos a calentar. Encajamos la vaporera, concretamente su primer piso, ahi distribuimos parte del brocoli y la patata (ponemos un poco de sal). A continuación, encajamos la segunda parte de la vaporera e incluimos el resto de brócoli y patata, añadimos un poco de sal y cerramos con la tapa de la vaporera. Al llevar patata, la suelo dejar unos 20 minutos pero si solo va el brocoli con unos 10-15 min es suficiente.

Mientras se hace, en una sartén pongo un poco de aceite de oliva y cuando se caliente, le eche dos ajos eneros con cuidado de que no se quemen. De seguida que cogen color, añado los tacon de jamón y les doy unas vueltas y reservo.

Una vez tenemos el brócoli listo, lo repartimos en una fuente o en los platos y añadimos un poco de sal más. y ponemos por encima el jamón y un chorro de aceite oliva. A mi me gusta trocear unos quesitos tipo el caserio a pellizcos y removerlo todo.

El plato está listo para comer (y es apto para tupper). Espero que os guste.

 

Judías verdes con patatas

Hemos empezado la semana con un plato sano donde los haya,  judías verdes con patatas (o como diría mi madre, habichuelas verdes). Son fáciles de hacer, lo único que se hace más tedioso es limpiar la judía pero lo podemos hacer incluso un día antes, cocerlas y acabar el plato con las patatas al día siguiente. El truco es dejarlas jugosas, con su caldito, su toque adecuado de sal y un buen aliño ya que sino nos resultará un tanto soso. Apto para llevar a la oficina en tupper, ha hecho del lunes un comienzo de semana muy sano.

Judías verdes

Ingredientes para dos de estas deliciosas judías verdes

  • Una malla de judias verdes (yo las compré en Mercadona).
  • Dos patatas grandes.
  • Una cebolla.
  • Agua, aceite, vinagre de vino, sal.
  • 2 huevos.

Lo primero que haremos es preparar las judías: Con un cuchillo quitamos las puntas y los filos laterales. Una vez hecho esto, se trocean al tamaño que queramos (trocitos medianos). Ponemos ahora una olla mediana, llena de agua a la mitad y un poco de sal, a calentar. Agregamos las judías, la cebolla pelada partida por medio, y dejamos cocer unos 40-45 min sin problema ya que se trata de que estén lo más tiernas posibles. Cuando casi las tenemos, o  cinco minutos antes, agregamos las dos patatas (peladas, limpias y cortadas en trozos irregulares). Dejamos 20 min hacerse a las patatas en la olla junto con las judias y la cebolla.

Yo, concretamente, un día cocí las judias; las dejé dentro del agua tapadas y al día siguiente, calenté y agregué las patatas hasta que se hicieron.

Cuando ya lo tenemos, con una espumadera, vamos sacando al plato (incluyendo trozos de cebolla que se hayan podido desprender).  No hay que dejarlas muy secas, conviene que con la espumadera caiga al plato agua de la cocción. Ponemos a cocer dos o tres huevos en agua con sal.

A las judías agregamos el huevo cocido en trocitos, aceite de oliva y vinagre blanco. Removemos bien y probamos, si falta sal, añadimos. Sobre todo que no os queden muy secas.

Se pueden tomar así templadas o incluso frías.

Espero que os haya gustado.