Migas

migas_3

Con esta receta participo en el concurso de Acquajet Cocina y Agua a los que agradezco el envío a casa de 19 litros de agua de la mejor de las aguas procedente del Manantial  d’Aiguaneu.

Pensaba y pensaba cuántas recetas conocemos en las que el agua es ingrediente imprescindible y en la que su calidad puede influir en el resultado final. Después de mucho pensar me he decidido por una receta clásica de mi tierra, unas buenas migas, que por qué no, pueden ser sanas y fuente de energía en estos meses de verano en los que el calor nos hace sentir por los suelos. El acompañamiento ya es elección de cada uno… y en esta ocasión han salido excelentes.

Ingredientes para 2

  • Sémola de trigo “El Molino” (medio paquete)
  • 3 ajos mínimo
  • medio vaso de aceite de oliva
  • 1 vaso y un dedo más de agua
  • Sal

Para acompañar:

  • Melón (lo hemos elegido por estar en verano) pero se puede usar naranja.
  • Pimientos verdes fritos.
  • Chorizo asado o morcilla.
  • Panceta o careta frita.
  • Gazpacho o una ensalada al gusto.
  • Sardinas.
  • ¡Cualquier acompañamiento que os guste!

Para empezar seleccionaremos una sartén honda y, si no tenéis, para dos vale cualquier sartén mediana (nos costará mas remover pero a falta de pan, buenas son tortas).

Ponemos el aceite y calentamos, y agregamos los dientes de ajo enteros. Removemos con paleta de maderas y cuando estén dorados agregamos el agua. ¡Cuidado que saltará el aceite un poco al principio!. Agregamos la sal al gusto y llevamos a temperatura alta a ebullición. Cuando ya tenemos agua hirviendo, agregamos poco a poco la sémola sin parar de remover. Podemos bajas un punto o dos el fuego. No pararemos de remover hasta pasados 15 min aproximadamente. Veremos como las migas pasan de ser una plasta a quedar echar “migas” autónomas bien desmenuzadas. Una vez las probemos, nos sabrán a glorias. Las dejamos hasta que comamos en la sartén tapadas con un trapo de cocina, como se hacía antiguamente.

Si hacéis de más, podemos congelarlas en tuppers y calentar otro día directamente en microondas o preferiblemente en sartén y están riquísimas sin perder su extraordinario sabor.

Acompañamientos hay muchos, en este caso he frito unos pimientos  verdes, asado unos choricitos típicos para barbacoa y un buen plato de melón cortado a trozos. Vamos agregando trocitos de todo esto a nuestro plato y lo comemos mezclado con las migas. Después de un día de playa, windsurfero, nos han sentado fenomenal.

Ah y de bebida cava 🙂 como cada domingo.

¡Espero que os gusten!

migas_1

 

 

Es una suerte contar con tu opinión! Gracias :)